Druckversion

¡Tomemos nuestras luchas en nuestras manos!

 

 


 

Tras nuestra toma de postura en torno a las luchas sociales en Grecia, (ver http://www.leftcommunism.org/spip.php?article147) ; Controversias se ha movilizado para intervenir en todos aquellos movimientos desarrollados desde entonces, y en todos los lugares donde se estaba presente y en la medida de nuestros modestos medios : http://www.leftcommunism.org/spip.php?article191. Estas intervenciones han tomado diversas formas : redacción de comunicados, intervenciones y llamadas a la formación de asambleas en los lugares de trabajo y en las manifestaciones, llamamientos a la extensión y a la autoorganización de las luchas, venta de nuestra revista, etc. En la medida de lo posible, hemos realizado estas intervenciones en asociación con otros grupos y elementos revolucionarios. Más abajo publicamos una actualización del último comunicado que hemos repartido en las manifestaciones desarrolladas en Francia durante las últimas semanas.

 


 

 

Parados, pensionistas, precarios, trabajadores, estudiantes :

¡Tomemos nuestras luchas en nuestras manos!

¡Este u otro gobierno no tiene más solución que intensificar más y más nuestra explotación!

 

El gobierno de Sarkozy quiere elevar de 60 a 62 años el comienzo de la jubilación para todos los asalariados pero, después de muchas semanas, los sindicatos CGT, CFDT, FO… plantan cara a esta ‘reforma’. Aunque la ley esté a punto de ser votada en el Parlamento, la calle grita su indignación : el número de manifestantes es cada vez más numeroso en las manifestaciones de Paris y de las provincias. Las huelgas estallan ya en numerosas ramas (combustible, transporte, educación, Correos, etc.) y se convierten en reconducibles [1]. Universitarios y estudiantes comprenden que el mundo está cambiando, y que les espera una vida de miseria, de trabajo cada vez mas pesado y durante más tiempo para conseguir pensiones de miseria. Se unen al movimiento, lo que tiene una importancia decisiva a efectos de la relación de fuerza entre la burguesía y el conjunto de la clase obrera porque, tras las medidas de austeridad, habrá muchos mas ataques dada la crisis sin remedio en la cual el capitalismo se hunde.

Este enésimo ataque contra esas condiciones de vida (la reforma prolonga en dos años ó mas para algunos la duración de la explotación capitalista, incrementando inevitablemente la competencia entre nosotros mismos para encontrar trabajo) no es un caso particular de Francia : en Julio el gobierno griego, denominado ‘socialista’, se vio en el trance de hacer triunfar este mismo tipo de reforma. También allí la clase obrera ha mostrado su determinación en la calle y en las huelgas. Hace quince días ha sido la clase obrera española la que se ha manifestado de forma decidida contra su burguesía, y el pasado sábado fueron los trabajadores italianos los expresaban su hartazgo en una gran manifestación en Roma: http://www.leftcom.org/it/images/activities.

Como consecuencia del estado económico del capitalismo, ningún país se libra de la crisis y todo gobierno se verá abocado a hacer pagar a los asalariados las consecuencias de la crisis económicacomo se preparan los gobiernos de Inglaterra, Bélgica y otros. Un gobierno ‘socialista’ ó de ‘extrema izquierda’ no cambiará nada de esto (por ejemplo, las medidas de austeridad de Zapatero en España). En Barcelona los manifestantes no han tenido ningún problema en ocupar un banco en pleno centro de la ciudad. La clase obrera debe desconfiar de los slogans prometedores vengan de donde vengan, del PS, del PC, del NPA…E igualmente y sobre todo debe desconfiar de las conversaciones a puerta cerrada entre sindicatos, patronal y gobierno. Hoy se trata de que la clase obrera se reapropie del control de sus luchas instaurando comités de huelga elegidos y revocables en asamblea, tal y como se hizo en los movimientos de masas en la Polonia de 1980.

 

Una lucha importante

Como la burguesía está obligada por las leyes de la economía a llevar a cabo este nuevo ataque, solamente un movimiento decidido y ofensivo que le sea aún mas caro, mediante la detención de sus industrias, puede obligarla a dar un paso atrás. Por ello es necesario establecer una sólida correlación de fuerzas favorable – como comienza a hacer la huelga en el sector energético y de transportes – y difundir la huelga mediante delegaciones masivas de trabajadores moviéndose de fábrica en fábrica de todos los sectores posibles, para hacer ceder a la burguesía.

 

Asambleas generales tras las manifestaciones

La lucha contra estas medias está todavía lejos de ser ganada ; será preciso combatir aún mas duramente generalizando las huelgas y todos los tipos posibles de acción. Si la burguesía francesa llegara a ganar, quedaría la puerta abierta para acelerar nuevos ataques contra nuestro nivel de vida.

Incluso en el caso de retirada de esta ley, ¿vamos a esperar cruzados de brazos los siguientes e inevitables ataques? ¿Continuaremos perdiendo nuestra vida mientras nos la ganamos? ¿Cuándo tomaremos nuestro futuro con nuestras propias manos? Tenemos un mundo que ganar, una sociedad por crear. Construyamos desde ahora relaciones de fuerza a nuestro favor, organizando asambleas generales tras cada manifestación para discutir entre nosotros, para ir mas allá del simple ‘paseíllo’ a fin de abrir el diálogo sobre los medios de acción y de apoyo, fuera de todo encuadramiento sindical.

 

Controversias – 19/10/2010

 

[1«Reconductible», del verbo «reconduir», en el sentido de reemprender, retomar. Se denomina así aquellas huelgas cuya continuación se va decidiendo periódicamente en asambleas.