Versión para imprimir

Nuestra respuesta a la llamada de Australia

 

Queridos camaradas,

Es con gran alegría que nos enteramos de la aparición de un grupo de “simpatizantes de la Izquierda Comunista” en Australia. Así se renueva el hilo de la defensa de esta corriente política, que había sido manifestado por el periódico australiano Southern Advocate for Workers’ Counsils durante la post-guerra http://www.collectif-smolny.org/article.php3?id_article=1119 [1]

Después de leer sus documentos, estamos totalmente de acuerdo con ustedes sobre sus tres puntos importantes :
- 1) Sobre la tarea prioritaria en la que ustedes están comprometidos con el conjunto de elementos revolucionarios en Australia, a saber : “llevar las discusiones con el objetivo de iniciar y mantener los contactos entre los compañeros (especialmente con los que están geográficamente aislados) y una clarificación política colectiva de las posiciones que definen al programa comunista de hoy”.
- 2) Sobre su iniciativa para lograr este objetivo : hacer un llamamiento “a los individuos de todos los países" para "iniciar una serie de discusiones organizadas entre los simpatizantes de la izquierda comunista en Australia”.
- 3) En fin, sobre su llamado a los grupos existentes a participar en este debate, los grupos “que retoman la herencia orgánica y programática de la Izquierda Comunista”.

En particular, apoyamos sus tres motivos invocados para apoyar esta orientación de clarificación política :
- 1) Ningún grupo al seno de la Izquierda Comunista (ni histórico ni actual) es el detentor “del programa comunista integral y finalmente terminado”.
- 2) Este programa resultará “del diálogo entre revolucionarios proletarios” y añadimos, el progreso de la lucha del proletariado.
- 3) Finalmente, “en tanto que internacionalistas”, este diálogo no puede concebirse más que con los grupos de “todas las partes del mundo”.

Es entonces con entusiasmo que accedemos a sus dos demandas que consisten :
- 1) a “hacer pasar este llamado” y difundirlo a “través de su publicación en su prensa virtual” ;
- 2) a “contribuir en nuestras discusiones” gracias a “a todo el apoyo material o logístico que ustedes nos puedan ofrecer”.

Respecto a la primera demanda, está hecha en nuestro sitio web : en Inglés, Alemán (nuestra traducción), traducción al francés & español (traducción realizada por el Boletín Comunista Internacional), y en persa con un enlace hacia la traducción efectuada por Voz Internacionalista. También vamos a publicar su llamado en nuestras revistas y vamos a tratar de traducir a otros idiomas en la medida de nuestras posibilidades.

Para cumplir con su segunda solicitud ("contribuir con nuestros debates"), nosotros les transmitimos a continuación nuestros primeros comentarios políticos sobre lo que nos parece esencial para hacer hoy :

- I) Un trabajo de clarificación de las posiciones políticas.
- II) El balance político y la síntesis de los aportes de las Izquierdas Comunistas así como los criterios para reunir a todos los que participen.
- III) Una profundización necesaria del propio marxismo.
- IV) Un análisis de la situación actual de la Izquierda Comunista.
- V) Las posibilidades concretas de aplicación práctica de estas necesidades.

I) Un trabajo de clarificación de las posiciones políticas

Con justa razón, ustedes subrayan la necesidad de una organización revolucionaria para la clase obrera, pero más precisamente es necesario primero pasar por una etapa de clarificación política entre todos los elementos de la vanguardia en Australia antes de ser capaz de tenerlo en cuenta. Del mismo modo, también estamos de acuerdo con ustedes acerca de la forma de organización propuesta para llevar acabo esta clarificación : la constitución de una red de debate bajo el nombre de Internacionalistas Comunistas Afiliados en una Red de Internet. Con el fin de llevar lo mejor posible ese importante trabajo de clarificación, nos gustaría destacar ciertos aspectos esenciales.

II) El balance político y la síntesis de los aportes de las Izquierdas Comunistas así como los criterios para reunir a los que participen en ella

Las diferentes corrientes históricas de la Izquierda Comunista han hecho un trabajo formidable que consiste en identificar las lecciones políticas de las derrotas de los movimientos revolucionarios entre 1917 y 1923. Si existen puntos comunes en todas estas Izquierdas, como la defensa de principios del internacionalismo proletario, desgraciadamente se constata que esas lecciones han sido sacadas en direcciones muy diferentes, casi opuestas, y con argumentos muy diferentes.

Es cierto que hay muchos intentos de síntesis entre todas estas Izquierdas (incluido el mismo criterio fue seguido por J. A. Dawson and the Southern Advocate for Workers’), pero ellos son limitados y, en nuestra opinión, un fracaso, particularmente porque el capitalismo ha tomado un camino que los revolucionarios no habían previsto después de la Segunda Guerra Mundial : la fase de prosperidad que ha conocido y sus implicaciones políticas nunca han sido analizados y adecuadamente comprendidas por los grupos de la Izquierda Comunista . Es verdad aun en el momento actual. Así, las formaciones políticas que han tenido lugar durante los años de 1970 no aportó todos los frutos que se habrían podido esperar.

En otras palabras, este doble trabajo, por un lado, de apropiación y de síntesis de los aportes de las diferentes Izquierdas y, de otra parte, la comprensión de las nuevas realidades provocada por un siglo de la obsolescencia del capitalismo, este doble trabajo queda todavía ampliamente por realizar en muchas cuestiones políticas. Es vasto, pero inevitable, si se quiere asegurar una organización de la clase obrera con bases políticas sólidas. En efecto, los últimos cuarenta años de existencia de la I zquierda Comunista han demostrado que : no tienen respuestas coherentes sobre estas cuestiones conduciendo inevitablemente a las dificultades, divergencias y escisiones que han atravesado a todos los grupos de esta corriente.

Desde entonces, debemos tener cuidado en tratar estos problemas y divergencias muy rápidamente. Esto implica que no es necesario excluir a nadie al seno de los diferentes grupos e individuos que se reivindican de la Izquierda Comunista y que sería perjudicial fijarse de conjunto criterios muy estrechos delimitando el ingreso para poder participar en este trabajo de clarificación política.

Incluso, aún si compartimos con ustedes los tres criterios políticos que ponen al frente, es necesario estar consciente de que todos los grupos y elementos al seno de la Izquierda Comunista no se reconocen forzosamente (en todo o en parte) que : Ya sea sobre los movimientos nacionales, el parlamentarismo o los sindicatos, de las partes no despreciables de la Izquierda Italiana e incluso de la Izquierda germano-holandesa no han llegado a conclusiones tales como ustedes las formulan o al menos con los mismos argumentos o fundamentos teóricos. Tanto en el pasado como hoy existen las diferencias de análisis o las ambigüedades al seno de la Izquierda Comunista sobre estas tres cuestiones. Pero sería sin embargo incorrecto excluirles de esta discusión.

Desde entonces, y con el fin de no excluir a ninguna persona o grupo, ni a ninguna experiencia histórica de la Izquierda Comunista en el pasado, nosotros creemos que es necesario sobretodo insistir sobre el criterio del internacionalismo proletario, que delimita ampliamente el campo de la burguesía del campo proletario. De hecho, si vemos un punto común entre todas las expresiones políticas de la Izquierda Comunista es la actitud que ellos han adoptado frente a las guerras imperialistas .

Así, para ilustrar nuestra insistencia, subrayamos el término " imperialista ", porque numerosos grupos bordiguistas (y también comunistas de consejos) no han considerado todas las guerras desde 1914 como guerras imperialistas, ellos pensaban igualmente descubrir los factores positivos deber apoyar algunos movimientos nacionales en algunas partes del mundo. No se puede excluir a estos grupos bordiguistas y comunistas de consejos o rechazar sus experiencias históricas de un revés declarándolos como "burgueses" : es necesario discutir.

III) Una necesaria profundización del marxismo mismo

Después de tres o cuatro décadas de compromiso militante en el seno de los grupos de la Izquierda Comunista un buen numero de nosotros, llegamos también a la conclusión siguiente : llevar “una clarificación política colectiva de las posiciones que definen el programa comunista hoy” es absolutamente necesario, pero es igualmente importante darse cuenta que las derrotas históricas de la clase obrera entre 1917 y 1923 han igualmente tocado y pervertido las cuestiones mucho más amplios que sólo lecciones políticas : sindicatos, movimientos nacionales, parlamentarismo, partido, Revolución Rusa, etc. Estas "cuestiones mucho más amplios”, descansan directamente sobre las bases teóricas del marxismo mismo. En efecto, el fracaso de los movimientos revolucionarios a inicios del siglo XX han dado lugar a dos procesos que debemos identificar :
- 1) una parada en la profundización de las bases teóricas del marxismo ;
- 2) y una contaminación de sus fundamentos por concepciones que le son extrañas.

Los grupos de la Izquierda Comunista, tanto actuales como históricos no han sido inmunizados, como por arte de magia en estos dos planos. Peor aún, algunas de sus concepciones, tanto políticas como organizacionales, han sido contaminados por los legados de la contrarrevolución, así como por otras ideologías burguesas que han prosperado después de un siglo debido a que la Izquierda Comunista no ha hecho la crítica radical. Como los fundamentos mismos de la teoría marxista no han tenido como objetivo el profundizamiento después de casi un siglo, los grupos revolucionarios de hoy tienen desafortunadamente la tendencia de ir en busca de respuestas políticas al margen del marxismo en lugar de darse todos los medios para profundizar en esto último.

Por las condiciones materiales muy difíciles en las cuales ellos vivían y sus débiles fuerzas numéricas, los grupos históricos de la Izquierda Comunista se han centrado en lo esencial de su época, a saber, la comprensión de las derrotas y sacar las elecciones necesarias. Ellos no tenían casi el tiempo ni los recursos para dedicarse a otras tareas. Sin embargo, creemos que hoy en día esto no es suficiente : también es fundamental retomar esta tarea indispensable que el marxismo siempre ha asumido siempre en el siglo XIX, a saber, el desarrollo y clarificación de sus propias bases teóricos y políticas, y esto “en todos los campos del conocimiento” (Bilan nº 1).

Nosotros creemos que esta tarea es esencial por dos razones :
- 1) Como el marxismo ha acumulado un enorme atraso de casi un siglo en la profundización de sus bases teóricas propias, por desgracia, los grupos actuales de la Izquierda Comunista repiten las "verdades" que han quedado obsoletas y que es necesario reconsiderar, así como sus implicaciones políticas.
- 2) Esta tarea es aún más esencial que estos retrasos acumulados por el marxismo explicando las diferencias entre los grupos actuales e históricos de la Izquierda Comunista, lo que conduce a la ruptura de la misma naturaleza en cada tendencia política sin excepción. En efecto, llegamos a la conclusión de que en última instancia, casi todas las diferencias existentes entre estos grupos remiten a los desacuerdos en la aplicación del método marxista de análisis.

En otras palabras, para asumir correctamente la tarea que ustedes se han fijado, a saber “una clarificación política colectiva de las posiciones que definen el programa comunista de hoy”, es necesario inevitablemente pasar por una clarificación de las bases teóricas del análisis marxista mismo, es decir, el materialismo histórico y dialéctico, de los fundamentos de la crítica de la economía política, etc.

Se constata de esta necesidad, de reencontrarles cuando aborden el fondo de las diferencias en las posiciones de los diversos grupos históricos y actuales de la Izquierda Comunista : ellas se refieren casi todas a diferentes visiones del método marxista de análisis, a los entendimientos divergentes de los fundamentos de la crítica de la economía política de Marx, a las distintas aplicaciones del materialismo histórico y dialéctico.

Si no podemos culpar a los grupos históricos de la Izquierda Comunista de no tener la oportunidad de realizar esta tarea, por contra, se puede y se debe hacer esta crítica a los grupos actuales de la Izquierda Comunista : después de cuarenta años, ninguno de ellos no tuvo la iniciativa de poner de nuevo esta necesidad a la orden del día, ellos se quedaron casi estrictamente confinados en las lecciones políticas de la derrota de la oleada revolucionaria entre 1917 y 1923 [2]. E, incluso en el mismo dominio de estas lecciones políticas, el debate crucial sobre el período de transición iniciado en los años 70 ha sido abandonado y ¡no no ha contribuido en nada!

Una de las razones de ser de lo que es la base de nuestro proyecto de Controversias consiste en hacer tomar conciencia de esta necesidad, a saber la de retomar esta tarea de siempre del marxismo consistiendo en profundizar sus propias bases teóricas, y esto ”en todos los campos del conocimiento” (Introducción del No.1de Bilan).

IV) El estado de la Izquierda Comunista actual

Un recién nacido no elige ni el país donde nació, ni las condiciones económicas y sociales de la familia que le da a luz (o incluso a su padre y madre) : todas estas condiciones le son dadas inicialmente, el deberá descubrirlas, vivir con, o incluso tratar de cambiarlas y mejorarlas. Es lo mismo para las nuevas fuerzas revolucionarias que están surgiendo en la hora actual : ustedes, los “simpatizantes de la Izquierda Comunista”, que llegan en un contexto dado que ustedes no han elegido, que es el producto de toda una historia pasada. Así como decirlo de entrada : desafortunadamente, el estado actual de la Izquierda Comunista no es casi brillante. Numerosas razones lo demuestran con evidencia :

1) Desde hace más de treinta años, no existe más el espacio común de debate entre los actuales grupos de la Izquierda Comunista. Todos los intentos, donde cada uno de los cuales se impone y que han sido realizados desde entonces han nacido muertos o han fracasado.

2) Lo que es peor, después de treinta años, todos los grupos de la Izquierda Comunista, y especialmente sus tres expresiones más importantes (CCI, PCI, TCI), han implosionado o han sido atravesados por múltiples crisis y escisiones todas cada ves más graves, las unas que las otras.

3) La Fracción italiana acertadamente analizó muy justamente que “la historia de Lenin, es la historia de las fracciones”. Se podría parafrasear esta fórmula de Bilan diciendo que “la historia de los grupos actuales de la Izquierda Comunista es la historia de la ausencia de fracciones”. En efecto, ninguna de las tres grandes organizaciones que componen el campo proletario no han oficialmente reconocido y vivido en buenos términos con una tendencia o una fracción al curso de estos últimos cuarenta años ... mientras que en un período de existencia de dos veces más corto (1903-21), los bolcheviques han sido atravesados por una multitud de tendencias y de fracciones, siendo positivamente animada su vida política.

4) Tradicionalmente, ello siempre ha sido considerado como la aparición de diferencias relativas de un proceso normal en el curso de un debate. Esto es lo que han sido capaces de demostrar los bolcheviques en su práctica de reconocer múltiples tendencias y fracciones. ¡Esto es lo que no han podido demostrar los principales grupos de la Izquierda Comunista, que desde 1968 no han reconocido ninguna!

5) Del mismo modo, en 40 años de existencia, casi ninguno de los tres grupos existentes (CCI, PCI, TCI) no han publicado folletos u obras en defensa de una posición diferente de la oficial, mientras que en dos veces menos de tiempo los bolcheviques han emitido una multitud. En realidad, hubo mucho más expresiones de debates y de divergencias internas y los debates entre los “antepasados directos” de estas tres organizaciones que al seno de éstos últimos... y esto a pesar del hecho de que estos “antepasados” hayan tenido una existencia cuatro o cinco veces más corta: El Comunista, Bilan, el Obrero Comunista, internacionalismo, Comunismo!

6) La aparición hacia el exterior de los debates divergencias internas en las tres principales organizaciones de la Izquierda Comunista actual es, ya sea inexistente, ya sea tan numerosos como los dedos de una mano de un pingüino. Los únicos raros ejemplos datan de los primeros años de su existencia o justamente al momento de la ruptura con sus disidentes.

7) Durante 18 años de existencia (1903-1921), los bolcheviques fueron capaces de ser un polo de atracción real, sumando lo mejor de las fuerzas nuevas y generaciones de revolucionarios y las fuerzas (del grupo de Trotsky y de ciertas tendencias mencheviques internacionalistas o de elementos que venían del anarquismo o de los socialistas revolucionarios, por ejemplo), mientras que los tres principales grupos actuales de la Izquierda Comunista son menos numerosos hoy que en el momento de su "hora de gloria" a (finales de los setenta y principios de los años ochenta), ¡E incluso en el momento de su fundación!

8) Durante los primeros años de la Revolución Rusa, el periódico del partido bolchevique (Pravda) tenía siempre en primera plana una columna dedicada especialmente a la expresión de opiniones divergentes. Esta práctica, bajo una forma u otra, ¡No fue NUNCA retomada por ningún grupo actual de la izquierda comunista!

9) En fin, este lamentable estado de corriente actual de la Izquierda Comunista se manifiesta dramáticamente a vuestro respecto por las respuestas separadas unas de las otras, ver concurrentes. Prueba última, es el hecho aun, que la Izquierda Comunista en el momento actual es atravesada por una crisis política y organizativa, así como por divisiones muy profundas.

Desafortunadamente, se constata y la toma de conciencia de todas las implicaciones de este constatación están muy lejos de ser compartidas al seno de la Izquierda Comunista. Y por causa, en un tal estado de crisis política y organizacional al seno de TODA la Izquierda Comunista, el que anuncia las mejores intenciones del mundo, quiere presentarse hacia el exterior (y pues a ustedes) bajo su mejor forma y rechaza todos los defectos en los demás. Es por desgracia inevitable : tenemos que entenderlo, no ser engañados y tratar de superar ese estado de ánimo.

Esperamos de todo corazón que las profundas divisiones, que las franca animosidades que atraviesan a los grupos de la Izquierda Comunista en el momento actual no les afecte demasiado, y que su iniciativa pueda contribuir para que tomen conciencia de su responsabilidades históricas incitándoles para actuar con mayor serenidad y seriedad.

Esto nos proporciona naturalmente las posibilidades concretas respecto a las discusiones que llevan entre ustedes, pero igualmente en lazo con los grupos actuales de la Izquierda Comunista.

V) Cuestiones y proposicones para su debate

¿Es que el objetivo que ustedes han ya definido, a saber, una “clarificación política colectiva de las posiciones que definen el programa comunista de hoy”, ya ha sido el objeto de una serie de temas para discutir, de una planificación de discusión y de un modo de funcionamiento? ¿Han contemplado las síntesis, en su nivel y para el exterior, a qué ritmo? ¿Cómo conciben ustedes la realización de discusiones entre ustedes y los actuales grupos de la Izquierda Comunista? Etc.

En cuanto a este último punto, le informamos que hay varios intentos de llevar a cabo discusiones colectivas con el fin de superar el estado de crisis, y de dispersión al seno de los grupos de la Izquierda Comunista, algunos son operativos, otros están en fase de proyecto :

1) Por lo tanto, desde el año 2000, existe una red internacional de discusión en Inglés y en francés, que incluye dos listas de difusión, principalmente compuesta por docenas de elementos y de militantes buscando acercarse a la tradición de la Izquierda Comunista (pero otros también). Los debates y las reuniones se llevan a cabo sobre una serie de temas. La adhesión a esta red es individual y confirma los mismos criterios políticos que ustedes habían desarrollado. El acceso a los resultados de estos debates es libre :
- Inglés : http://dir.groups.yahoo.com/group/intsdiscnet/
- Francés : http://membres.multimania.fr/resdisint/

2) El Grupo Perspectiva Internacionalista ha lanzado un llamamiento al medio pro revolucionario a principios de 2009, llamado que ha tenido un eco verdadero y que ha sido el objeto de varias reuniones en los Estados Unidos y Europa. Una vez más, la participación es libre, así como el acceso a los resultados de estos debates :
- Inglés : http://internationalist-perspective.org/blog/2009/03/02/appeal-to-the-pro-revolutionary-milieu/
- Inglés : http://internationalist-perspective.org/IP/ip-discussions/appeal-response.html
- Francés : http://ippi.over-blog.com/

3) En fin, señalamos también los llamados lanzados por el CIM y el Boletín Internacional Comunista, pero que se quedaron en la etapa de proyecto, ya que ninguno de los grupos a los cuales se dirigieron han respondido positivamente.
- Inglés : http://internationalistcommunistsmontreal.blogspot.com/
- Inglés : http://fractioncommuniste.org/eng/tracts/eng_1005_appeal.html

En lo que a nosotros concierne, y porqué somos firmes defensores de la necesidad de un debate y la necesidad de superar la crisis política y de organización que existe al seno de la Izquierda Comunista, estamos activamente implicados a la vez en la iniciativa lanzada por el grupo Perspectiva Internacionalista y en la Red Internacional de Discusión.

En fin, si ustedes también comparten igualmente las necesidades que hemos señalado anteriormente, y que estamos convencidos, son no solamente complementarios a lo que ustedes han previsto, sino que son la condición para fundar sólidamente las “posiciones que definen el programa comunista de hoy”, tenemos que hacerles proposiciones muy concretas que les concierne.

En espera de su lectura, reciban, queridos camaradas, nuestros saludos más fraternales, Controversias, el 26 de mayo 2010.

[1El estudio realizado por Steven Wright sobre esta publicación que nos dará algunos elementos sobre su historia : Left comunismo en Australia, J. A. Dawson and the Southern Advocate for Workers : http//www.left-dis.nl/uk/dawson.htm

[2Crítica que nos dirigimos igualmente a nosotros mismos porque nosotros tenemos, entre nosotros, militantes provenientes de varias organizaciones de la Izquierda Comunista desde de su creación.